RSS

‘Omar Jayyam – . Poeta, astrónomo, rebelde’

15 Dic

De vez en cuando, y raramente, uno topa con una obra de envergadura que lee apasionadamente tanto por su contenido como por la manera en que está escrita. El libro del que hoy os hablo, y que os recomiendo vivamente, recoge un prolijo testimonio (nada menos que 505 páginas) sobre un personaje no demasiado conocido para el público español, pero cuya importancia sobrepasa el ámbito meramente erudito. Me refiero al escrito de Hazhir Teimourian, publicado en Berenice (25 euros), Omar Jayyam. Poeta, astrónomo, rebelde, catalogado como la “biografía definitiva de un genio universal”.

Sus poesias han levantado discusiones; Debido a las traducciones de Fitzgerald y Cowell fue considerado ateo blasfemo pero no tardarón en surgir las voces en contra de esta teoría considerandole creyente y sufí mistico. El teólogo musulman Molvi Khanzad desalentado por la traducción y su enfoque dijo que ni Fitzgerald ni su maestro, el profesor Cowell, sabian bastante persa (¨ambos garabateaban como niños pequeños¨). Idris Shah describe a Omar el Jayyam :¨Jayyam es la voz sufí; y la voz sufí es intemporal. En poesía, no se someta fácilmente a teorías temporales¨

Mi primer contacto con Omar Jayyam (o Khayyam) no pudo ser más feliz. Encontré en su figura el magisterio de un sabio que, despreocupado por los prejuicios socialmente establecidos, no dudaba en hacer frente a los rigores menos dulces de la vida, sin dejar de atender, por otro lado, a los pocos placeres que nos están dados.

Pan, queso y un jarro de vino,
contigo a mi lado bajo una exuberante parra.
Conozco a un gran rey que, si pudiera, 
trocaría su corona por aquello que es mío.

A través de la magnífica prosa —rigurosa y liviana a partes iguales— de Hazhir Teimourian, quizás el mayor experto en el desarrollo del pensamiento en Oriente Medio, y de la maravillosa edición de Berenice (que acompaña el texto con material gráfico de mucha utilidad para el lector), se nos da a conocer la existencia de este extraño y peculiar personaje que tanto marcó la época en la que vivió.

Cuando el Creador planeó mis elementos,
dicen que me quería dar la Tierra Prometida.
Amantes, laúdes y vino junto a un campo de trigo:
dame de los tres ahora. ¡Más vale pájaro en mano!

Aunque la mayor parte de los ensayos filosóficos que poseemos de Omar Jayyam son de incierta autoría, conservamos una parte muy importante de las deliciosas cuartetas (o robaiyyat) que le sirvieron para delinear su propio pensamiento, así como para llevar a cabo numerosas confesiones íntimas —como si de un diario poético se tratara—. En esta obra, además, se ofrece una nueva traducción de estas inmortales composiciones que tanto han marcado el subconsciente lírico de Oriente y Occidente (a través de la traducción inglesa de  Fitzgerald).

Se suelen atribuir entre 100 y 200 cuartetas a Jayyam, cada una de ellas con diferente grado de certeza sobre su autoría, dependiendo de su existencia en los documentos más antiguos y en su contenido filosófico y estilo lingüístico. La manera en que Hazhir presenta los robaiyyat queda plasmada de esta manera: “adoptan la forma del curso de un río, que nace en la ladera de una montaña y comienza su descenso hacia las llanuras que hay más abajo. Empieza siendo un pequeño arroyo, que fluye inquieto y ruidoso saltando por encima de los cantos rodados. A medida que va teniendo más agua, se hace más profundo y ancho, y rebosa de dignidad y de confianza silenciosa en sí mismo. Más adelante, en el otoño de su vida sobre el suelo de un gran valle, serpentea y se oscurece, adquiriendo un carácter sombrío. Finalmente, llega a su máximo esplendor en el estuario, donde parece que no se mueve en absoluto. Se funde con el mar y pierde su identidad individual, su ser”.

Este Círculo en el que fluimos y refluimos,
sin principio ni final conocido.
El Enigma sigue como se planteó hace mucho tiempo:
¿de dónde venimos? ¿Adónde vamos?

Como explica Sadeq Hedayat en la Introducción de la edición de Hiperión de los Robaiyyat, texto que nos sirve para adentrarnos sin excusa en la biografía editada por Berenice, ”la filosofía de Jayyam nunca perderá su frescura porque estos cantos, aparentemente reducidos, aunque medulares, plantean todos los problemas filosóficos importantes y oscuros que a lo largo de la historia han desconcertado al hombre, así como los pensamientos que le han sido impuestos forzosamente y los enigmas que han quedado inexplicados. Jayyam fue intérprete de esos tormentos del alma […]. Tras su sonrisa angustiosa y estremecedora, expone problemas religiosos y  filosóficos, después busca la solución perceptible y razonadamente”.

¿Perdido en el vino del Mago? ¡Lo estoy!
¿Pagano? ¿Zoroastrista? ¿Hereje? ¡Lo soy!
Cada pueblo tiene su idea sobre mí.
Yo soy yo mismo, sea lo que sea.

El libro de Hazhir Teimourian es un imprescindible. Un clásico contemporáneo de la historiografía del pensamiento de Oriente. Un filón de extraordinaria hondura sobre un pensador, “poeta, astrónomo, rebelde”, inigualable, deslumbrante, irreverente y eterno. Un ensayo histórico pero a la vez literario repleto de diversos e innumerables testimonios sobre Jayyam, que guiarán al  lector, a hombros de gigante, a través de la apasionante vida del inmortal Omar.

Representación de Omar Jayyam

Nunca estuve necesitado de maestros;
y yo mismo he planteado más teoremas.
Durante setenta y dos años pensaba día y noche:
¡sólo para concluir que no sabía nada!

***

Dime: ¿Dónde está el hombre que no haya pecado?
Dime: Quien no haya pecado… ¿Cómo habrá podido vivir?
Si por el mal que yo hice me castigas haciendo Tú el mal:
¿Cuál es la diferencia que existe entre Tú y yo?

***


Mi ración de existencia ha volado en escasas horas.

Se deslizó como el agua en el río, como el viento en la estepa.
Hay dos días que jamás me perturban:
el que habrá de venir y el que se ha disipado.

***


Primero me dio el ser sin consultarme

y el hecho solo de existir me arrojó en el sombro.
Después me hace abandonar el mundo a disgusto
sin dejarme adivinar con qué intención me puso aquí abajo.

***


Antes de ti y de mí existían las noches y los días

y giraba la cúpula del cielo.
Todo rincón del mundo donde posas tu planta
fue un día la pupila de una hermosa doncella.

***


Disfruta tus horas. El aliento te dejará en tu día.

Te perderás bajo el misterio de la nada.
Bebe: No sabes de dónde has venido.
Bebe: No sabes a dónde irás.

***


Frecuenta a los hombres honestos y sabios.

Huye a mil leguas de los ignorantes.
Bebe el veneno que te dé un hombre digno.
Vierte el antídoto que te ofrezca un imbécil.

***


Si triunfas dirán que ha sido con malas artes.

Si te retiras sospecharán que estás intrigando.
lo mejor es que vivas sin ocuparte de nadie
y que nadie tenga ocasión de ocuparse de ti.

***


Ni te acuerdes de este triste mundo.

No seas nimio y no sufras en vano.
El pasado ya ha sido y el futuro aún no es.
No te aflijas por ellos y disfruta tu dicha.

***


Perdona, mi Dios, mi corazón prisionero

Perdona mi alma rebosante de pena.
Perdona a estos pies míos que me llevan a la taberna.
Perdona a mi mano que me acerca la copa.

***


Mi amor ha conocido la plenitud de su éxtasis.

Muero de sed y el agua más limpia fluye a mi vera.
La hermosura de esta amada cautiva mi alma.
La adoro más que a mi vida y no sé decírselo.

***


¿Hasta cuándo te adorarás a ti mismo

y gastarás tus horas persiguiendo el origen del Ser y la Nada?
Bebe vino. Esta vida a la que sigue la muerte,
es mejor que la pases ebrio o dormido.

***


Quien bebe es el que escucha como hablan las rosas

y no las pobres gentes de pensamientos tardos.
Esas no saben dada. Preciso es perdonarlas
porque sólo los ebrios gozan del bien del mundo.

 

 

Etiquetas: , , ,

2 Respuestas a “‘Omar Jayyam – . Poeta, astrónomo, rebelde’

  1. D.Fernando Ospina

    21 de diciembre de 2014 at 01:46

    Supongamos que hayas resuelto el enigma del universo, ¿cuál es tu destino?
    Supongamos que hayas arrancado a la verdad todos sus velos, ¿cuál es tu destino?
    Supongamos que hayas vivido feliz cien años, y vayas a vivir aún cien años más,
    ¿cuál es tu destino?

    Es un hombre universal sin duda, le conocí por medio de este curiosos crimen
    http://es.wikipedia.org/wiki/Caso_Taman_Shud
    y cuando leí su obra quede maravillado. El Rubaiyat es sublime, un ejemplo del pensamiento encarnando la poesía.
    Claro que no tengo el libro, pero aquí hay varias de sus obras, como de otros poetas.
    http://amediavoz.com/khayyam.htm

    Me gusta

     
  2. José Antonio Serrano Segura

    21 de diciembre de 2014 at 06:47

    Gracias por el comentario. O debería decir por el regalo. Me has tenido un par de horas buscando y leyendo textos sobre el caso ‘Tamam Shud’ que, aunque quizá nada tenga que ver con las robaiyyat, pudiera ser cierto que ese libro hubiera sido usado como la base para descifrar un código. No es, y en aquellos años mucho menos, un libro común, y eso lo hace un recurso seguro para ese fin. Así es que ‘se non è vero, è ben trovato’… Sin embargo, parece que un oficial australiano sigue interesado por el caso y ha encontrado paralelismos con otro caso en el que, además del libro de Omar Jayyam, aparece un oficial irlandés que lo usaba como código para comunicarse con el ejército alemán… y también el IRA. Te dejo el enlace:

    http://tamamshud.blogspot.com.es/

    Me gusta

     

Puede dejar aquí un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: