RSS

Archivos diarios: 18 de febrero de 2015

Octavio Paz: Guerra, Censura y Libertad

Foto inédita de Octavio Paz a los 23 años

Foto inédita de Octavio Paz a los 23 años

En julio de 1950, la compañía Editora y Distribuidora Hispanoamericana S.A. (EDHASA) solicitó el permiso a la Dirección General de Propaganda y la Dirección General de Cultura Popular del Ministerio de Información y Turismo de España para distribuir 200 ejemplares de Libertad bajo palabra de Octavio Paz, publicados en México. Como es sabido, se trata de una antología que Octavio Paz realizó de su obra poética escrita entre 1931 y 1948. El libro incluye los poemarios Vigilias, A la orilla del mundo, Asueto, El girasol, Puerta condenada e Himno entre ruinas, y abre con el poema “Libertad bajo palabra”, en el que el autor consigna el poder creador de la palabra y su capacidad de dar forma al mundo: “Contra el silencio y el bullicio invento la Palabra, libertad que se inventa y me inventa cada día”.

El libro fue enviado a dos censores. El primero, Pedro de Lorenzo, dijo en su informe que en seis páginas había “frases o expresiones obscenas, otras irreverentes”. El segundo, Andrés de Lucas, apuntó con letra angulosa: “Versos oscuros y estúpidos con algunas expresiones equívocas. Creo, sin embargo que puede autorizarse por el escaso número de lectores que leerán estos engendros”.

“¿Ataca al dogma? ¿A la moral? ¿A la Iglesia o a sus Ministros? ¿Al Régimen y a sus instituciones? ¿A las personas que colaboran o han colaborado con el Régimen? ¿Los pasajes censurables califican el contenido total de la obra?”
Informe final censura

Informe final de la censura

Catorce informes de este estilo, sobre distintos libros del escritor mexicano y Premio Nobel de Literatura 1990, se exhiben hasta el próximo 20 de marzo en el Archivo General de la Administración, ubicado en Alcalá de Henares (Madrid), como parte de la exposición Octavio Paz: Guerra, Censura y Libertad. “La muestra podría dividirse en dos partes: la figura de Octavio Paz y el contexto de sus ideas y su obra en relación con España”, dice Evelia Vega, una de las comisarias, quien trabaja en el archivo dependiente del Ministerio de Educación Cultura y Deporte. En la exposición hay, además, fotografías del autor mexicano durante su estancia en España en 1937, junto a algunos de sus colegas que asistieron al Congreso de Escritores Antifascistas de ese año en Valencia, como el narrador José Mancisidor, el poeta Carlos Pellicer, el músico Silvestre Revueltas o el pintor José Chávez Morado. Y un reportaje gráfico de abril de 1982, cuando Octavio Paz visitó el Ateneo de Madrid.

Dice Eduardo Ruiz Bautista, investigador de la Universidad de Alcalá, que los censores franquistas se caracterizaban por su “servilismo desmedido, exceso de celo, ínfulas de literato frustrado y la crasa ignorancia y competencia lectora que exhibían en muchos de sus juicios y prejuicios”. Cuando en 1955 revisaron el poemario Semillas para un himno, escrito por Paz un año antes, Jesús Garcés señaló en su informe que se trataban de “poesías de un poeta americano, creacionista sin un argumento general. Después de la obra creadora el poeta hace unas traducciones de los poetas Marvell y Gerardo Nerval. Nada que objetar. Autorícese salvo superior parecer”.
Read the rest of this entry »

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: